Ingreso Blog Cómo funciona
Conoce las diferencias en logística entre una tienda física y una online - Mipaquete Conoce las diferencias en logística entre una tienda física y una online - Mipaquete
Conoce las diferencias en logística entre una tienda física y una online

Conoce las diferencias en logística entre una tienda física y una online

 

Si por la pandemia migraste del mundo físico al online o quieres fortalecerte en ecommerce, te compartimos algunas recomendaciones para tener en cuenta en la logística de tus entregas.

Es un hecho que aquellos negocios que quieran ser competitivos en su mercado tienen que estar a tono con la transformación digital que demanda la coyuntura actual. Esta decisión estratégica debe ir acompañada del acoplamiento de los distintos procesos logísticos que garanticen el correcto funcionamiento del ecommerce y la satisfacción de los clientes.

Si tu emprendimiento ha migrado del mundo físico al digital y deseas fortalecer tu tienda online, es importante que tengas en cuenta las diferencias que hay en la logística de distribución y la gestión de entregas de tus productos entre uno y otro escenario.

Diego Fernando Pérez, consultor en logística, administrador de empresas y especialista en logística integral, te explica cuáles son las variables que debes tener en cuenta:

1. La rapidez en las entregas:

El consumidor online está dispuesto a pagar un precio más alto si su pedido le llega en el menor tiempo posible. Por eso, si quieres cumplir con esa expectativa, tienes que ajustar la logística de tu emprendimiento.
En el caso de una tienda física, la rutina del comprador es más pausada y este se toma más tiempo para sopesar su compra.

2. El nivel de servicio:

La competencia en el ecommerce es voraz y el consumidor tiene múltiples opciones de un mismo producto a un clic de distancia. Por eso es clave que cumplas con tu promesa de valor de principio a fin, desde el momento en que el cliente escoge su pedido hasta que llega a su destino.

El cliente online es más exigente en calidad y sus expectativas respecto al producto que recibirá son más altas que las de un comprador en tienda física, que quizá esté más dispuesto a aceptar errores en la logística y la gestión de entregas.

 

3. Exigencia en la gestión de entregas:

La tendencia en el ecommerce es que las entregas se realicen en el menor tiempo posible, inclusive el mismo día en que se hace la compra. Este es un reto logístico para tu emprendimiento pues tienes muy poco margen para crear las rutas en tu distribución. Esto demanda de tu negocio una alta exigencia en estos procesos para cumplir con la promesa de envíos

4. El ecommerce demanda mayor innovación tecnológica:

Como las ventas por canales digitales no tienen lugares fijos de entrega, sino que van variando de acuerdo con la demanda, es conveniente que busques un recurso tecnológico que te ayude a cumplir con los pedidos mediante el uso de aplicaciones de georreferenciación de los sitios de envío.

El proceso difiere de las tiendas físicas en que estas ya tienen sus rutas previamente establecidas ya que cuentan con puntos de venta fijos, por tanto, no exige la creación de nuevas alternativas de distribución y la distribución es casi automática.

5. El pago contra entrega, una alternativa para tus clientes:

A pesar de que la tendencia de comprar por ecommerce cada vez es mayor, hay clientes que aún no confían en suministrar sus datos de tarjetas de crédito por Internet, sobre todo cuando los negocios a los que les compran son de emprendedores. Por eso es clave ofrecer la opción del pago contra entrega, que les permitan a los compradores tener la tranquilidad de que solo cancelarán su pedido cuando ya lo tengan en sus manos.
Mipaquete.com ofrece este servicio a emprendimientos como el tuyo que opten por esta alternativa para brindar mayor confianza, captar más clientes y cerrar más transacciones de ventas.

6. Cambios en el volumen de los pedidos y en la flota de entregas:

A diferencia de una tienda física a la que se le despachan envíos con volúmenes grandes, en el ecommerce es todo lo contrario, ya que la mayoría de las entregas requieren una menor cantidad de paquetes.

Esto ha hecho que cada vez sea necesario recurrir a flotas de vehículos con menor capacidad que ofrecen cobertura en zonas urbanas de difícil acceso, como las motos, las bicicletas o las furgonetas.

7. Más cobertura en las entregas:

Una tienda física no tiene problemas en su alcance pues atiende a las personas que lleguen a ella, pero en el ecommerce tu emprendimiento puede tener una cobertura muy amplia si deseas atender al consumidor sin importar el sitio en el que se encuentre. Y en ese deseo tu logística y la gestión de entregas es clave.

Ya tienes claras las diferencias en la logística entre una tienda física y una online, ¿está listo tu emprendimiento para dar el salto al ecommerce?

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat
1
Quiero más información
Bienvenido a mipaquete.com ¿Cómo podemos ayudarte?